domingo, 19 de marzo de 2017

A PREPARAR LA BILLETERA


Editan histórico concierto de Jaco Pastorius


Jaco Pastorius (1951-1987), en el breve paso que tuvo por este mundo, dejó una marca imborrable en la escena musical de su tiempo. Este mítico bajista y compositor estadounidense de formación autodidacta es considerado, con justicia, un auténtico ícono en su instrumento y una cita ineludible de la historia jazzista del siglo XX.

En su venerada trayectoria asoman –entre muchos otros trabajos-  un breve paso por la bandas Wayne Cochran and the C.C Riders y Blood, Sweet & Tears, la colaboración con Pat Metheny (a quien acompañó en Bright Size Life de 1976), los discos que grabó con Joni Mitchell (Hejira en 1977, Mingus de 1979 y Shadows and Light en 1980) y la incorporación al legendario Weather Report, documentada en los álbumes Black Market de 1976, Heavy Weather en 1977, Mr. Gone de 1978, 8:30 en 1979, Night Passage de 1980 y Weather Report en 1982.

La discografía solista de Jaco Pastorius abarca apenas tres álbumes oficiales -Jaco Pastorius de 1976, Word of Mouth en 1981 e Invitation de 1983– y un sinfín de ediciones (en las que se incluyen grabaciones en vivo, bootlegs, compilados y videos) publicadas después de su trágica desaparición en 1987.En los próximos meses, el sello discográfico Resonance Records incorporará una nueva pieza al legado de Jaco Pastorius con el lanzamiento del álbum doble titulado Jaco Pastorius: Truth, Liberty & Soul - Live in NYC: The Complete 1982 NPR Jazz Alive! Recording.

Este material histórico, con más de dos horas de duración, registra un concierto completo ofrecido el 27 de junio de 1982 en el prestigioso Avery Fisher Hall. En esa ocasión, Jaco Pastorius fue secundado por una formación ampliada de Word of Mouth Band que incluyó -además de sus miembros habituales: Peter Erskine en batería, Randy Brecker en trompeta, Bob Mintzer en saxo tenor, Othello Molineux en tambores metálicos y Don Alias en percusión- a los saxofonistas Bob Stein, Lou Marini, Frank Wess, Howard Johnson y Randy Emerick, los trompetistas Alan Rubin, Lew Soloff, Jon Faddis, Ron Rooley y Kenny Faulk, los trombonistas David Taylor, Jim Pugh y Wayne Andre, John Clark y Peter Gordon en trompa, David Bargeron en tuba y la participación como invitado especial de Toots Thielemans en armónica.

El material comprende composiciones de Pastorius extractadas de su discografía (Soul Intro/ The Chicken de Invitation, Three Views to a Secret  y Liberty City de Word of Mouth, Okonkolé y Trompa de Jaco Pastorius y Twins proveniente del compilado Live in Japan 1982), la lectura del tema de Bronislaw Kaper Invitation (versionada por Pastorius en el álbum homónimo), una recreación del clásico de Bob Marley I Shot the Sheriff, las singulares interpretaciones de la piezas de Duke Ellington Sophisticated Lady y Fannie Mae de Buster Williams (ambas incluidas por Pastorius en Invitation de 1983), la imperecedera Donna Lee de Miles Davis (con versión previa contenida en Jaco Pastorius de 1976), el inédito Bass and Drum Improvisation, un medley con Reza y Giant Steps de John Coltrane y las reinterpretaciones de Blusette de Toots Thielemans y Mr. Fonebone de Bobby Mintzer.

Jaco Pastorius: Truth, Liberty & Soul - Live in NYC: The Complete 1982 NPR Jazz Alive! Recording tendrá una primera edición en vinilo triple el próximo 22 de abril y otra en formato de CD doble a producirse el 19 de mayo.




domingo, 12 de marzo de 2017

ENTREVISTA A CLAUDIO CONSTANTINI - 2ª PARTE



IDJ. ¿Que virtud debe reunir una interpretación de música clásica para que la consideres dentro de tu repertorio?

Si me hablas de una interpretación busco la espontaneidad y creatividad que puedan dar, además de todo lo que puedan transmitir. El repertorio en sí lo elijo en base a la música y no a una interpretación de él. Por lo general en los estudios de formación uno va recibiendo el repertorio de sus profesores y así familiarizándose con él. Esto le da una base a sus conocimientos y su gusto para elegir repertorio más adelante.

IDJ. ¿Porque género musical sentís más debilidad estética?

Si te refieres a cual me gusta más, no te lo podría decir. Cada uno compensa una parte de mi búsqueda. En el repertorio clásico un intérprete transmite su sentimiento mediante música previamente escrita y de cierta estética. Es música muy profunda y que muchas veces requiere de mucha preparación no solo para tocarla sino también para escucharla. Los géneros populares como el jazz, tango, etc me aportan una sensación de inmediatez y conexión, distinta a la clásica.

IDJ. ¿Como se ve Latinoamérica desde Europa?

Lamentablemente no conozco casi nada de Latinoamérica. Solo mi país. Son mundos distintos, otra manera de vivir, de expresarse. Aunque por otra parte conozco todo el tiempo a gente de todas partes del mundo y me gusta encontrarle los puntos en común a la gente ya sea de Latinoamérica o de cualquier otro continente.

IDJ. En tu web figura tu actividad como profesor. ¿En que haces foco con tus estudiantes?

En las cosas que me parecen fundamentales: técnica, ritmo, y sentimiento. Es un resumen bastante básico porque en realidad es todo muy extenso y además están todos entrelazados entre sí. La buena técnica es una herramienta fundamental y como decía Heinrich Neuhaus (uno de los grandes profesores de piano de la historia), se debe adquirir una perfección técnica tan elevada que haga que ésta misma no se note. Es decir, la música es lo primero pero sin buena técnica no se podrá transmitirla del todo bien porque faltarán los medios para poder hacerlo.

IDJ. ¿Qué estás escuchando en este momento de tu vida?

De todo, como siempre! Eso nunca cambia. Reencontré un disco de Petrucciani que es una joya, de sesiones en solitario en el Blue Note, y me lo pongo todo el tiempo pero en unos días será otro y luego otro, estoy siempre escuchando música.

IDJ. Si tuvieses que elegir tres discos que marcaron tus estilos, ¿con cuales te quedarías?

Uff que difícil!!! Ninguno realmente ha marcado de todo mis estilos pero varios me han influenciado muchísimo, "Kind Of Blue" por ejemplo sería uno de ellos. "Tango Zero Hour" de Piazzolla también… el tercero te lo dejaré en blanco porque no puedo quedarme solo con tres, es imposible!

IDJ. La música clásica siempre se la asocia a una élite de conocedores. ¿Cómo te llevas con eso?

Mayormente es cierto pero al menos en Europa esto está cambiando poco a poco y espero que siga así. Yo creo que sí. También la música clásica se está abriendo a nuevos públicos y nuevas fronteras. Me parece absolutamente necesario.

IDJ. Ser músico ¿se nace o se hace?

Yo creo que pueden ser ambas cosas. Es una ciencia incierta la de qué hace que un músico sea bueno. Un gran misterio. Estoy convencido de que hasta cierto punto si que se puede hacer. Pero hay algunas cualidades básicas que se necesitan para poder llegar a ser un gran músico y esas las reúne muy poca gente, ya que no dependen solamente de uno uno sino también de su entorno y lo que pueda haberle influenciado. 



© Impronta de Jazz 

domingo, 5 de marzo de 2017

ENTREVISTA : CLAUDIO CONSTANTINI - 1ª PARTE


Pianista, bandoneonísta y compositor, nuestro entrevistado viaja por los meandros de la vida y de la música como un pasajero errante mostrando sus dotes como creador e intérprete en los más importantes teatros europeos y extranjeros. Los sabores de su música son de diversa factura y se amoldan cual plástico caliente al tango, la música clásica o los aires latinoamericanos. 

Es un creador indiscutible y sus antecedentes están en una familia de músicos, que tuvo la suerte que no todos tenemos, de llevarlo por esos senderos. Originario de Lima, Perú y con tres discos editados estamos delante de un músico de primera línea.


IDJ. ¿Qué ha significado en tu vida esa asociación de tango-jazz que se viene intentando hacer como una etapa post Piazzolla, y que ha dado buenos frutos?

Para mi ha sido una manera de fusionar y sintetizar dos estilos de música que me apasionan. Lo que hace es quitar el foco de una o la otra y permite crear música que no se pueda encasillar del todo en un solo género. El significado que esto tiene en mi vida es el de abrirme otro camino (de los muchos que tomo) y por eso enriquecerme como músico.

IDJ. ¿Que importancia le atribuís al jazz en tu vida?

No me considero un músico especialista en un género en especial, soy bastante ecléctico y el jazz tiene para mi la misma importancia que tiene por ejemplo la música clásica, aunque la clásica la toco desde hace mucho más tiempo. Aunque si es cierto que a la hora de escuchar música me pongo casi siempre antes un disco de jazz que de otro género, pero insisto que no lo prefiero a otros.

IDJ. Te decidiste por dos instrumentos con numerosas teclas y que a mi modo de ver representan el alma desde la belleza de su sonido, sobretodo en los tempos lentos. ¿Cómo fue esa elección?

El piano me enamoró desde pequeño, pero inconscientemente. Mi padre era concertista de piano y mi madre es directora de orquesta, ambos usaban el piano frecuentemente y es el instrumento más familiar para mí. Creo que me eligió a mí antes que yo a él. Y al bandoneón lo conocí mediante una grabación de Piazzolla que mis padres tenían en casa, yo tendría unos 13 años. Me enamoré del instrumento en seguida, nunca lo había escuchado antes, al menos no conscientemente o de esa manera. Diez años más tarde me compré uno para tenerlo como instrumento de hobby, pero resultó siendo igual de relevante en mi vida de concertista como el piano.

IDJ. ¿Podrías nombrarnos a los músicos que según tu criterio marcaron etapas decisivas en los instrumentos que ejecutas y en tu formación como profesional?

En primerísimo lugar mis padres. No sería ni la décima parte del músico que soy sin ellos. Ambos grandes profesionales. Mi padre me transmitía una pasión por el piano que era inmesurable, y eso quedó en mí por siempre. Luego los otros profesores que he tenido han marcado todos mi camino y mi personalidad musical y artística. Lauri Väinmaa y Raija Kerppo fueron mis profesores de piano durante mis estudios superiores en Finlandia, y el Argentino Aquiles Delle Vigne fue mi gran maestro en Rotterdam y París. Él es de los profesores de piano mas respetados en el mundo clásico y mantengo una estrecha relación con él como su asistente y también como amigo. 
En Rotterdam estudié también el bandoneón con mi único maestro en éste instrumento y uno de los mejores bandoneonistas de la actualidad, Víctor Villena. Solo estudié formalmente dos años con él y no tuve otro maestro. Fue decisivo encontrarme a tan enorme músico y pudo transmitirme mucho tanto a la hora de recibir sus clases como cuando hemos tocado juntos. Y no puedo dejar de mencionar al maestro Gustavo Beytelmann, músico genial, quien me adentró en el mundo de la composición (lo cual yo ya hacía desde hacía muchos años a mi manera propia). A cada una de estas personas les debo mi formación artística y gracias a ellos soy quien soy hoy en día como músico y como persona. Tengo la suerte de que cada uno de ellos me recibió con brazos abiertos y dispuestos a entregarse y esto lo tomo como algo fundamental a la hora de hacer música.

IDJ. ¿Es beneficiosa la base clásica en un pianista de jazz?

La base clásica siempre es benficiosa ya que trabaja la técnica pianística de una manera que no lo hace ningún otro género. Eso no quiere decir para nada que alguien que no tenga esa base no pueda tocar bien el piano, pero en términos generales la preparación técnica y musical que ofrece la música clásica en un instrumentista es muy completa y exhaustiva.

IDJ. ¿A que músicos admiras más y porqué?

Podría darte una lista interminable. Admiro a muchos músicos, famosos y no famosos. Entre los famosos una figura recurrente es Artur Rubinstein, pianista que transmite una espontaneidad y profundidad musical inigualable y definitivamente de mis músicos preferidos. En el tango Piazzolla y Salgán son los que más me llegan al corazón. 
En el jazz tengo una lista largúisima: Bill Evans, Miles Davis, Michel Petrucciani, Lennie Tristano, Chet Baker, Thelonius Monk, Nina Simone y un larguísimo etcétera… entre los mas actuales me gustan Gonzalo Rubalcaba, Larry Goldings, Avishai Cohen, Dan Tepfer… y algunos músicos con los que colaboro como Pepe Rivero, Federico Lechner, Pablo Martín, Horacio Fumero, etc. No me parecen menos geniales.

IDJ. ¿Que consejos le darías a los principiantes que quieren vivir de la profesión?

Que por sobre todo amen a la música. Que escuchen mucho, que aprendan, que toquen con gente y aprendan de ellos, que absorban todo lo que puedan a su alrededor, incluso si no les gusta tantísimo o no están de acuerdo. No hay nada peor que un artista cerrado a otras opiniones, gustos o tendencias. El arte es un aprendizaje de por vida y hay que tomarlo con humildad ante la música y las personas. Luego se requiere intentar muchas cosas muchas veces, a veces fallar en el intento, y a veces triunfar. Pero no se desesperen, fallar es absolutamente igual de importante que triunfar ya que nos hace aprender y fijar nuestros parámetros. Nos hace crecer. Y hay que estudiar, mucho…



© Impronta de Jazz 

miércoles, 1 de marzo de 2017

EN EL AIRE 2017


Volvemos al éter. 14 años ya, difundiendo jazz.  Por cuestiones de la emisora nos trasladaron del día y horario habitual, Sábados de 19:00 a 20:00 hs; a los Miércoles de 22:00 a 23:00 hs de Argentina y comenzaremos con el primer programa del año el Miércoles 15 de Marzo.

Los espero donde siempre: "Impronta De Jazz"  y para los que escuchan a la vieja escuela : AM - 640 + FM: 99.9. Villa Mercedes - San Luis - República Argentina. 


sábado, 31 de diciembre de 2016

domingo, 25 de diciembre de 2016

YAYO MORALES TRIO - LOS ANDES JAZZ PROYECT 2



Yayo Morales nació en La Paz – Bolivia y estudió en el conservatorio de música nacional de 1983 a 1989 partiendo después a Madrid - España para completar sus estudios en la EMC (escuela de música creativa) de 1990 a 1993 donde obtiene su diploma de música en tambores, harmonia, arreglos y composición. 

Vivió en Madrid por 23 años y se hizo uno de los bateristas más relevantes y bien conocido en la escena española.

Yayo tiene una basta experiencia tocando estilos que van desde jazz tradicional,  jazz latino, jazz brasileño, flamenco, pop y rock, realizando giras en toda Europa, Asia, Norte y Sudamérica. 

Los Andes Jazz Project nació hace más de una década cuando Yayo tuvo la idea de investigar los ritmos afro bolivianos. Lo que comenzó como pura curiosidad sobre sus raíces culturales se convirtió en un viaje musical que ha continuado inspirándole hoy. 

Encontró en su investigación un lugar musical, perfecto para su propia expresión musical, combinándolo con su primera y más grande pasión: el jazz. En este segundo disco, Yayo ha incluido el reto extra de un ambiente de trío de jazz acústico, en una grabación de jazz tradicional, sin embargo, utiliza melodías y ritmos afro-bolivianos, bolivianos y andinos mezclados con armonías y polirritmos modernos de jazz. 

Este segundo álbum es un desarrollo más maduro e intenso desde el primero. Aunque hay una conexión obvia, los dos álbumes son completamente diferentes. Yayo ofrece un cambio maravilloso y refrescante del estilo, acentuando su versatilidad y audacia. Los Andes Jazz Project 2 es simplemente un álbum de jazz por derecho propio, con un toque de sabor boliviano que hace que su sonido sea único y como nada que hayas escuchado antes.

“Este proyecto no sería nada sin el apoyo y la participación de dos increíbles músicos: Germán Kucich (Piano) y Scott Ambush (Contrabajo y Bajo Eléctrico) quienes no sólo entendieron el concepto de esta música, sino que la extendieron tan alto como las nubes, ofreciendo su talento y calidad musical, sus corazones y su parte de esperanza. Llevaron a Los Andes Jazz Project a un nivel más alto... y por eso estoy eternamente agradecido”. Y.M




domingo, 18 de diciembre de 2016

LUCAS ROCHAIX QUINTETO- MANOVUOTOMETRO


Desde un quinteto, hace su presentación quien firma este álbum. Sin animo de comparación  los elementos fundantes que forman la sintaxis y el vocabulario, que instaló gente como Metheny, Di Meola, McLaughlin y otros tantos de esa camada, hacen acto de presencia aquí.  

Estas citas han marcado su huella de manera fructífera, desembocando en una música fiel a los preceptos de esa estética; abriendo con conocimiento de causa las fronteras del jazz. Desde la primera nota, uno es movilizado auditivamente  por los sonidos exploratorios que definen el camino sin arriesgarse a perder el alma del hilo conductor, allende las influencias. 

En el transcurso de ocho composiciones, Lucas elabora un álbum con los aromas de las tendencias más modernas, manteniendo principalmente esa querencia manifiesta hacia los espacios reposados y la atención en el oído del oyente;  tanto del curtido como del curioso que desee hacer un acto de iniciación.

Es un solista inspirado y un compositor poseedor de una calidad orgánica, pero nada de esto sería cristalizado sin los talentos que lo acompañan y hacen posible momentos muy logrados; "Los Anónimos" o "M.B" donde se esconden una inmensidad de sugerencias y la pasión es sustituida por la nostalgia permitiendo explorar diferentes terrenos melódicos. 

Siempre en un debut se suelen poner todas las energías, expectativas y deseos de una continuidad sostenida, que nos haga sentir que la segunda vuelta superará o no a la primera. Como no me dedico al tarot, digo que esta fruta que comienza a madurar me ha gustado por uniformidad temática en las composiciones y se impone por su delicado intimismo y su buen nivel de ejecuciones, en el jazz actual y quizás el que está por venir. 


Lucas Rochaix: Guitarra
Andrés Tarditti: Saxo Alto & Soprano 
Francisco Sokolowicz: Piano 
Ivana Traboulsi: Contrabajo
Mauricio Cardona: Batería.